CMI – Cirugía Mini Invasiva

de columna

Las técnicas quirúrgicas al igual que el resto de la medicina, evolucionan permanentemente, y los tratamientos para la columna vertebral no son la excepción.

Hace ya mucho tiempo, el dogma “a grandes cirujanos, grandes incisiones”, ha sido roto.

La informática, los sistemas ópticos, las imágenes en alta definición, la miniaturización del material quirúrgico y la necesidad cada vez mayor de obtener resultados terapéuticos con menor sufrimiento, han abierto las puertas a la Cirugía Mini Invasiva de Columna –CMI.

Desde el año 2011 que el Dr. Cristian Fuster y su equipo practican la CMI (cirugía mini invasiva) para diferentes enfermedades de la columna vertebral.

En la cirugía mínimamente invasiva de la columna vertebral se practican mínimas incisiones en la espalda de 2 cm de longitud aproximadamente, a través de las cuales se introduce el endoscopio en caso de la CMI endoscópica o una serie de dilatadores tubulares que permiten separar los tejidos cuando se realizan procedimientos percutáneos. Para realizar este tipo de cirugías se debe contar con un equipamientos y tecnología apropiada, pero fundamentalmente con una fuerte intención por parte del equipo médico de adaptarse y especializarse en este concepto de tratamiento mínimamente invasivo.

Mínimamente invasiva

Las modernas técnicas quirúrgicas, cada vez menos agresivas, utilizan incisiones de pocos milímetros para introducir minúsculos instrumentos, cuyo manejo es controlado en una pantalla de alta definición o por medio de visión aumentada a través de un microscopio.

Rápida recuperación

Debido a la disminución en el tamaño de la incisión en la piel y el menor trauma muscular.

CIRUGÍA MINI INVASIVA

La CMI de columna puede ser utilizada para tratar diferentes síntomas causados por las siguientes afecciones:

 

Canal estrecho espinal
Hernias de disco
Espondilolistesis (Inestabilidad o desplazamiento vertebral)
Tumores espinales (algunos de ellos, no todos son posibles con CMI)

 

Más información

A pesar que la Cirugía Mini Invasiva es una opción menos cruenta y que ofrece algunas ventajas que la pueden hacer tentadora para resolver distintas patologías de la columna, es importante que antes de pensar en una conducta de tipo quirúrgica sea posible contar con un diagnóstico acertado y posteriormente  agotar la variedad de recursos que existen para tratar las dolencias de la espalda, desde los analgésicos / antinflamatorios, pasando por las diferentes formas de kinesiología, RPG, recuperación muscular y gimnasia adecuada, hasta llegar a las infiltraciones o bloqueos terapéuticos.
Personas de todas las edades pueden beneficiarse con ésta técnica, incluso las llamadas de la “tercera edad” y otros pacientes que por diferentes situaciones clínicas no se les puede practicar una cirugía convencional.
Estas son definiciones generales para la mayoría de los pacientes, pero hay excepciones que por diferentes motivos pueden no presentar el mismo tipo de evolución debido a situaciones particulares del enfermo o de la cirugía.

Algunas ventajas

Pequeña incisión en la piel, 2cm aproximadamente..
Pronto regreso a las actividades laborales.
Reinicio precoz de la práctica deportiva
Internación ambulatoria en la mayoría de los casos (12 hs. promedio).
Reducción del traumatismo de los tejidos musculares.
Disminución del dolor posquirúrgico.
Menor consumo de analgésicos postoperatorios.
Estética, debido al tamaño de la incisión.